Inicio
Uruguay
Ariano
Bouza
Los Cerros de San Juan
De Lucca
Pisano
Santa Rosa
Vinos Finos H. Stagnari
Chile
Casa Silva
Argentina
Finca La Luz
La Guarda
México
Barón Balché
Tequilera de Arandas
Punta del Cielo

EL MATE

“…el mate compartido mide las horas vanas.”

Jorge Luis Borges

La palabra mate deriva del quechua "mati", que significa vaso o recipiente para beber, pero se ha generalizado como nombre vulgar del fruto de la calabacera –Lagenaria vulgaris-, en especial en las variedades utilizadas para preparar y servir la infusión de yerba mate (en su formas de poro o galleta). Así, con la posterior proliferación de recipientes destinados a preparar esta infusión construidos con los más variados materiales, también se usa la palabra mate para referirse a ellos. Luego, por extensión, el vocablo mate pasó también a designar a la infusión propiamente dicha.

El mate

El mate es uno de los principales elementos culturales de los pueblos prehispánicos de Sudamérica, principalmente guaraníes, aunque se extendió por los territorios de lo que hoy es el sur de Brasil, Uruguay, Argentina y el campo Chileno, además de Paraguay, por supuesto.

Esta infusión era parte de un ritual de comunicación del hombre con los espíritus, comprendiendo también el propósito adivinatorio, para el cual se quemaban hojas de yerba mate, o la más frecuente cura de enfermedades físicas o síquicas por parte de los chamanes.

En la vida cotidiana era un elemento nutricional importante y ocupaba un lugar relevante en la comunicación entre quienes compartían el mate. Durante la colonia y luego de la independencia, la imagen más tradicional del mate es la de una rueda humana, conformada por hombres de campo reunidos en torno a un fogón donde ardía la leña y se calentaba el agua dentro de una caldera o pava. Allí se compartían experiencias, se relataban cuentos o historias, se trasmitía la historia oral de nuestros pueblos. De allí se fue generalizando hasta volverse una costumbre muy arraigada también en las zonas urbanas.

Uruguay tiene el mayor consumo per cápita de yerba mate, con 8 kilos al año. Quizá el mayor aporte moderno de los uruguayos a la cultura del mate sea la incorporación del termo para el agua caliente, lo que permitió llevar el mate a casi cualquier lugar y momento de la cotidianeidad. Ello se puede apreciar al ver gente en las calles caminando con su termo y su mate y cebándolo en breves pausas o en los autobuses y, por supuesto, en los estadios de futbol.

Formas de mates

Es muy amplia la variedad de recipientes usados para preparar esta infusión, siendo los más comunes los siguientes: poro, porongo, pico porongo, mate de camionero, galleta, mates de metal, mates moldeados, mates retobados, mate de loza, mate de asta, mates de madera y la lista puede seguir… Pero si usted quiere disfrutar el sabor de un buen mate, no dude en adoptar una galleta si gusta del amargo o un poro si prefiere el dulce.

Curar el mate

Se llama curar el mate al proceso de adaptar este recipiente a la infusión a que se lo destina. Sólo admiten este proceso aquellos fabricados con materiales porosos (especialmente y por excelencia los construídos con una calabaza ahuecada), ya que sus paredes internas tendrán la capacidad de quedar impregnadas con el "espíritu de la yerba" madurando la infusión con la incorporación de un íntimo matiz añejo, tan apreciado por el matero experimentado como la calidad de la yerba misma. Por lo mismo aquellos mates construídos con materiales no porosos revisten el carácter de incurables, ya que tras el lavado, pierden todo recuerdo del sabor de la yerba, así lleven años de uso.

Curación del mate

Consiste en eliminar los tejidos blandos de las paredes internas de la calabaza (En los mates construídos en madera u otro material no poroso, este proceso no deberá realizarse). Se llena la calabaza nueva con una cebadura usada y húmeda, extraída de un mate en uso, preferentemente amargo. Luego se hecha un chorro de agua caliente y se lo deja reposar durante un día. Transcurrido ese tiempo se quita la yerba y se enjuaga bien la calabaza, procediendo a raspar las paredes internas con un objeto adecuado a fin de arrancar los tejidos blandos, semidesprendidos por efecto de la maceración. Hecho esto se enjuaga nuevamente con abundante agua y se repite la operación desde el comienzo, hasta 2 veces más, dependiendo de qué tanto tejido blando tenga la calabaza.

La bombilla

El diccionario de la Real Academia Española, define bombilla como: "caña delgada de que se sirven para sorber el mate en América, tiene unos veinte centímetros de largo y medio de diámetro, y por la parte que se introduce en el líquido termina en figura de una almendra llena de agujeritos, para que pase la infusión y no la hierba del mate. También las hay de plata y oro. El indígena del Paraguay la llamó primitivamente, en su lengua (Guaraní), tacuapí".

La Primera Bombilla nació en América, en la zona de la cuenca del Río de la Plata. En su forma primitiva este utensillo fue sencillamente un tubito de caña. Luego se le incorporó el filtro adaptado a su extremo inferior, para impedir que las pequeñas partículas de yerba penetraran en el tubo al ser absorbido el líquido.
En Uruguay y Argentina se usó esta bombilla, vegetal y primitiva, hasta muy avanzado el siglo XIX. Hoy nuevamente se encuentran en los mercados artesanales de Montevideo.

Posteriormente se hicieron bombillas de plata, oro, bronce-níquel y alpaca, que se siguen usando actualmente, particularmente las dos últimas.

¿Por qué se dice cebar mate en vez de servir mate?

El cebar mate bien, requiere una suma de conocimientos y cuidados especiales. En algunas familias antiguas sólo lo hacían las mujeres del servicio doméstico, especialmente dedicadas a este arte, llamadas cebadoras de mate. La palabra cebar expresa la idea de mantener, alimentar, sustentar algo en estado floreciente. Al decir cebar mate se quiere significar, no el acto de llenar el mate con agua caliente, sino mantener ese mate en condiciones siempre apetitosas.

Efectos fisiológicos

Los efectos benéficos y terapéuticos de la yerba mate fueron confirmados en la actualidad por numerosos estudios científicos.Sus propiedades químicas son similares al té, aunque más nutritivas. Poseen cantidades significativas de potasio, sodio, magnesio y manganeso en las hojas y en la infusión. También vitaminas B-1, B-2, C, A, riboflavina, carotenos, colina, ácido pantoténico, inositol y 15 tipos de aminoácidos.

La existencia de once polifenoles hace que la yerba mate sea altamente saludable. Estudios efectuados recientemente en Estados Unidos indican que los polifenoles son poderosos antioxidantes que aumentan las defensas naturales del organismo y los protegen contra la destrucción celular que causa que el cuerpo se deteriore y desarrolle síntomas de enfermedad. La mateína es una sustancia química de la familia de las xanteínas propia de la yerba mate, que si bien es como la cafeína, un estimulante del sistema nervioso y promotor de la actividad mental, es diferente por no interferir con los patrones del sueño. También, la mateína es un diurético suave.

La planta

La planta de la yerba mate (Ilex-Paraguariensis) pertenece a la familia de las aquifoliáceas, especie de las siempre verdes, es decir que tiene hojas perennes. El árbol es parecido al laurel, de tronco gris blanquizco, con un diámetro aproximado de 30 a 40 centímetros y una altura de 2 a 6 metros. Sus hojas son alternas, de base estrecha y borde dentado, variando su tamaño de 8 a 10 cms. de ancho.

El árbol del mate nace en zonas boscosas, subtropicales y templadas, en tierras rojas y altas, hasta unos 400 metros sobre el nivel del mar (Sur este de Paraguay, Sur oeste de Brasil, Misiones y Noreste de Corrientes. En estos lugares, las raíces de la planta alcanzan un gran desarrollo, en profundidad y volumen, lo que explica su período de producción, cercano a los 150 años.

En cuanto a los efectos de la yerba mate, se observan cambios en el comportamiento como:

-Aumento de energía y vitalidad.
-Mayor capacidad de concentración.
-Disminución del nerviosismo y mayor resistencia a la fatiga física y mental.
-Mejora en el ánimo, (depresión).
-Retarda la acumulación de ácido láctico en los músculos, (excelente energizante natural para personas que practican actividades físicas).

Quiénes somos
Catálogo
Precios
Artículos
 Ligas de Interés
 Regalos
 Otros Productos
          - Yerba Mate
          - Dulce de Leche
          - Condimentos